15 de noviembre de 2015

LA CHICA DEL TREN. Paula Hawkins

La verdad es que este libro ha despertado en mi dos opiniones enfrentadas. La primera impresión que me causó la historia resultó muy prometedora, me enganchó. Esta opinión se fortaleció con la aparición de varios narradores, que aportan distintos puntos de vista al conjunto de historias entrelazadas. Los personajes son muy cercanos, te reconforta su rutina y sientes emoción con los sobresaltos de su vida, al ser tan realistas, te identificas y sientes conocerlos llegando a justificar sus acciones. La narración se estructura en forma de rompecabezas, que poco a poco te desvela los motivos, los acontecimientos... Sin embargo, por otro lado, la trama no me ha gustado, me ha parecido bastante explotada ya, poco innovadora, y pese a los giros "inesperados" (me la esperaba más impredecible) la considero plana.
 Julia A. (1º bach.)


Se trata de una historia intrigante y detectivesca, direccionada hacia temas románticos, pero sin llegar a ser completamente dramática o romántica. En ella se emplean términos y conceptos que, aunque sencillos, son entrelazados de tal forma que generan un ambiente sórdido, tétrico e increíblemente realista. Narrada por tres protagonistas diferentes, las cuales guardan profundas relaciones entre sí, la historia describe la vida de cada una de ellas de forma aislada, hasta que un terrible acontecimiento pone sus vidas en un peligro común, forzándolas a trabajar en equipo para proteger mutuamente sus vidas. La lectura de la novela provoca adicción, además de poner a flor de piel los sentimientos del lector; sentimientos generalmente primitivos y básicos, como son la ira, la tristeza o la curiosidad. Altamente recomendable, esta obra no dejará con mal sabor de boca a aquellos lectores que tengan el valor y la paciencia de leerla de forma completa. Antonio R. A.